Se vive una nueva “Noche Blanca” en el Museo Fernando García Ponce-Macay

  • Concierto de rock para niños, danza acrobática contemporánea, talleres y visitas guiadas en salas de exposiciones, fue la oferta artística y cultural.

Mérida, Yuc., 12 de diciembre de 2016.- En familia o rodeados de amigos, miles de meridanos y turistas nacionales y extranjeros, disfrutaron de diversas expresiones artísticas en una nueva edición de la Noche Blanca, iniciativa impulsada por el Ayuntamiento de Mérida a través de la Dirección de Cultura.

Las puertas del Museo Fernando García Ponce-Macay se abrieron a partir de las 19:30 hrs. para recibir a más de mil 600 visitantes ávidos de arte y cultura disponible hasta las dos de la mañana.

En el jardín del recinto se realizó el “Concierto Tótem”, en el que la agrupación de rock compartió anécdotas de su infancia con chicos y grandes. Ellos llevan dos años tocando en diversos escenarios de la ciudad, y como es costumbre, fueron acompañados de divertidas marionetas que interactuaron con los niños y niñas que bailaron al compás de la música.

Cerca de la medianoche, el insomnio y el amor junto con todas sus peripecias, hicieron vibrar al público con la puesta en escena “Di-Tú o Noches de Insomnio”, a cargo de la compañía Ilaii. Los coreógrafos e intérpretes Karen Bernal y Armando Pérez, ejecutaron diversos pasajes que transcurren entre una pareja que aprende del arte del ceder, de cultivar la paciencia y escuchar al otro. La música, original de Andrée-Anne Gingras-Roy, fue vital para comprender más los movimientos acrobáticos de los amantes trasnochados.

Las salas de exposiciones temporales y permanentes estuvieron abiertas para que la gente conociera de cerca las acuarelas de Antonia Guzmán, los textiles de Trine Ellitsgaard, la pintura de Carlos Núñez, la fotografía de Yolanda Andrade, la escultura de Rosario Guillermo, y la fusión de expresiones artísticas de Javier de Villota con la de 6 artistas iberoamericanos, testigos de momentos históricos en su latitud. 

El departamento de Servicios Educativos realizó visitas guiadas por las salas para profundizar más en cada una de las muestras, complementando la oferta artística y cultural a través de los talleres pictóricos, donde grandes y chicos emularon cuadros de pintores como Vincent Van Gogh o Jackson Pollock.

De esta manera, el Museo Fernando García Ponce-Macay cumple con el objetivo de ser un espacio donde el público, las familias y las expresiones artísticas converjan para construir una sociedad sólida y cercana al arte contemporáneo.

Etiquetas: 2016