Renueva oferta de exposiciones temporales 2017, Museo Fernando García Ponce-Macay

Iniciando el ciclo de exposiciones temporales enero-marzo 2017, el Museo Fernando García Ponce-Macay presenta a los artistas: Francisco Toledo, Amador Montes, Patricio Toro y Johan Sundgren.

El maíz de nuestro sustento de Francisco Toledo es una serie de fotografías intervenidas por el reconocido artista oaxaqueño que exponen el salto de la agroindustria convencional a la tecnoindustria de transgénicos.

Como explica el escritor Jaime Moreno Villarreal, Toledo es un artista que “encarna las metamorfosis tanto en su acción social como en su trabajo creador —en su imaginería, hombres, animales y plantas se transforman todo el tiempo en otros seres— Toledo nos previene del uso deformante, economicista, atentatorio contra la naturaleza y el medio ambiente, que impone la plaga transgénica”.

El otro muro de Amador Montes (Oaxaca, 1975) es un ensayo e investigación sobre el Muro como símbolo, ”un Muro que con lienzos reproduce la textura de esa construcción eterna que está ahí para contenernos. El muro es el tema, la forma, el soporte y la idea”, señala la crítica de arte Avelina Lésper.

El dinamismo de la personalidad creativa de Amador Montes se ve reflejado en una búsqueda constante de exploración, que queda plasmada en sus lienzos. Amador es considerado hoy día un referente de la plástica mexicana. Su obra ha sido expuesta en importantes galerías y museos de México y el mundo.

Migraciones forzadas de Patricio Toro es una exposición multitemática, donde el eje principal es precisamente la dramática diáspora del siglo XXI, “manchada por la sangre y el dolor de niños ahogados o abandonados en playas europeas, mujeres abusadas y traficadas, hombres sometidos a tratos esclavizantes y embarcaciones hundidas en el Mediterráneo”, según manifiesta el propio artista.

A estas reflexiones añade también una crítica a la “pasiva rebeldía ante una globalización marcada por guerras motivadas por intereses transnacionales; terrorismo de fanáticos supuestamente religiosos; situaciones de corrupción en la política, el deporte y las empresas y, atentados a la naturaleza”

Finalmente, Bajo la lámpara de Johan Sundgren narra, a través de fotografías en blanco y negro, su experiencia trabajando para los servicios municipales de atención domiciliaria en Estocolmo de 2000 a 2006.

“Comencé a fotografiar estos domicilios, preguntaba a los pacientes de la tercera edad si podia hacer fotos mientras trabajaba como auxiliar de enfermería en sus hogares. Les ayudaba a bañarse, limpiaba sus casas, les realizaba las compras, les cocinaba, lavaba la ropa y los trastes, les administraba sus medicinas. De vez en cuando salíamos a pasear, aunque siempre faltaba tiempo. Mi trabajo como auxiliar de enfermería fue sobre todo una labor psicosocial”.

La inauguración es el viernes 27 de enero, a las 20:00 horas. Las exposiciones permanecerán vigentes hasta el 31 de marzo. La entrada es libre

Etiquetas: 2017, Exposiciones, Inauguración