Público descubre la historia del que se considera "el último gran fraude literario del siglo XX”

  • El programa mensual Punto de Encuentro presentó el documental “Author: The JT LeRoy Story” del director Jeff Feuerzeig.
Mérida, Yuc., 24 de febrero de 2017.- Toda gran historia suele tener un buen inicio y final, pero la historia del joven escritor estadounidense JT LeRoy está llena de claroscuros y una red de mentiras que culmina con un triste desenlace a finales del siglo pasado. Así lo comprobó el público que asistió a la proyección del documental “Author: The JT LeRoy Story”, dentro del programa Punto de Encuentro que de manera mensual presenta la Fundación Cultural Macay A.C.
 
Durante dos horas, el jardín del Museo Fernando García Ponce-Macay sirvió para que los asistentes conocieran el trabajo más reciente del director Jeff Feuerzeig, en el que expone paso por paso, cómo la escritora Laura Albert creó al personaje JT LeRoy, personificado por su cuñada Savannah Knopp y que aparecía públicamente con una peluca rubia y gafas oscuras para ocultar su identidad.
 
En el lapso de una década JT LeRoy publicó los libros “Sarah”, “El corazón es mentiroso” y “El final de Harold”, marcando a una generación de jóvenes y captando la atención de críticos, periodistas y celebridades que buscaron tener un acercamiento con el adolescente que durante su infancia sufrió abuso sexual, tuvo contacto las drogas y finalmente contrajo VIH por medio de un cliente de su madre, prostituta en una parada de camiones.
 
Entre el asombro y la reflexión, cada uno de los espectadores escuchó la minuciosa narración de Laura Albert sobre el suceso, que se complementó con grabaciones de llamadas telefónicas que sostuvo con personajes como el cineasta Gus Van Sant, Courtney Love, Billy Corgan y Denise Cooper. Al final, fueron testigos de cómo un periodista del diario The New York Times fue capaz de derrumbar el legado de JT LeRoy con unas cuantas líneas y fotografías que demostraban la falsedad de los hechos, culminando el que algunos consideran “el último gran fraude literario del siglo XX”.

Etiquetas: 2017, Punto de Encuentro