Colores que se liberan

Colores que se liberan

Francisco Barajas presenta nuevas obras en el Macay

Las líneas y los colores surgen de manera espontánea sobre el lienzo dando forma a las ideas que convergen en la mente y que sobre el textil se aclaran y gestan libremente en un proceso en el que el artista se deja llevar por la obra en sí.

Así se vislumbra “La forma del caos”, una exposición del artista Francisco Barajas que presentará en breve en el Museo Fernando García Ponce Macay.

Se trata de obras abstractas en un lenguaje de geometría gestual, al estilo que caracteriza al pintor, quien señala que la muestra surge de la forma en la que trabajan los artistas, dando forma a todas las ideas que traen en su cabeza.

Al menos así sucede en su caso: van naciendo las líneas, los colores y se va formando la obra, en una especie de representación mental del proceso creativo.

Barajas, comparte que el desarrollo de una obra inicia para él con el dibujo, con trazos y líneas a los que le va poniendo color, y es el mismo color el que le va guiando para crear más formas.

“Mientras el cuadro avanza te pide qué color poner, qué más hacer, hasta que se sale del control de uno. La obra fluye por sí sola”, afirma.

Asegura que no le preocupa darle forma al dibujo, sólo se deja llevar, de manera que a veces puede iniciar con una mancha que paulatinamente se va transformando en el cuadro.

Indica que suele hacer dibujos a manera de una escritura automática, en alusión a lo que decían los surrealistas en cuanto al hacer su poesía, dejarse llevar por lo que fluya, escribir y escribir, y en su caso dibujar y dibujar, con esa libertad.

En los últimos años hace uso de tres o cuatro colores en sus obras, y a partir de ahí utiliza matices.

Con más de 30 años en el arte plástico, Francisco Barajas manifiesta que su pintura ha evolucionado en cuanto al dominio sobre los medios, no obstante siente que hace falta más, pues le sorprende que con tres colores se puede hacer tanto y “lograr más aún”.

Es claro también que el desarrollo de su trabajo lo está llevando a otros rumbos, lo cual se nota en dos de las obras que presenta.

Destaca que el arte abstracto es lo que siempre le ha atraído, pues siente que tiene un poco más de posibilidad para que le llegue a la gente, la pintura realista se le hace muy inmediata, “no es que tenga menor importancia, sino que en el arte abstracto la gente puede sentir un poco más de acercamiento hacia la obra, porque maneja emociones y situaciones que pueden llegar al espectador”.

“Cada uno puede hacer su propia lectura de las obras, no necesariamente la que el autor le da, sino que puede acercarse y ver libremente lo que hay en la tela, como ventanas para que el espectador pueda asomarse.

La exposición del artista se inaugurará el viernes 25 a las 20 horas, como parte de las exposiciones trimestrales del Macay.

Francisco Barajas comenzó a dedicarse al arte en 1986, ha estado en varios salones nacionales de dibujo y salones de mini-grabado. Fue seleccionado en el miniprint internacional de Cadaqués, España, como parte del cual los tres minigrabados seleccionados tuvieron intinerancia en Hawai.

El artista forma parte de los libros “Diez pintores abstractos de Yucatán. Luz y color, arte y abstracto en Yucatán”, editado por la Uady y el Ayuntamiento, y en el de “Pintura yucatanense”.

Fuentes: Diario de Yucatán, La Jornada Maya, Telesur Yucatán, Yucatán Expat Life