Cristaliza su sueño, el interés por el grafiti es ahora su estilo de vida

Cristaliza su sueño, el interés por el grafiti es ahora su estilo de vida

Si hace algunos años alguien le hubiera preguntado a Arnold Andrés Cruz Cetina si visualizaba vivir algún día del grafiti, su respuesta habría sido no.

“Era como un sueño y me pasé casi ocho pensando en dedicarme a esto de lleno”, cuenta el artista de 28 años de edad, 14 de los cuales ha realizado grafiti, aunque apenas hace año y medio que trabaja tiempo completo en el arte.

Entrevistado en el Museo “Fernando García Ponce” Macay durante un receso en la realización del mural “Pintando recuerdos”, que presentará el viernes 7 dentro del programa “Punto de Encuentro”, Datoer o Dato, como lo conocen en el medio urbano, está contento del camino que lo trajo hasta aquí.

Durante ocho años se preguntó si valía la pena dejar todo para dedicarse de lleno al grafiti. “Veía los trabajos de otros chavos y decía: ‘yo pude hacer eso’, sentía envidia de la buena.”.

Una plática con su esposa Ana Laura Balam “Sana” fue clave en su decisión. “¿Qué más puede pasar? Si fracasas mañana te acompaño a buscar trabajo”, le dijo. “Ella fue el motor y fue cuando decidí que era el momento, pues los años estaban pasando y si no me atrevía, toda la vida me quedaría pensando en todo lo que pude haber hecho”.

Sus inicios


Datoer empezó como cualquier joven con sus mismos intereses: pintando letras. “Luego me di cuenta que podía hacer no sólo letras o bombas, como se le conoce en el medio, sino también rostros y caricaturas”.

De hecho, el mural que realiza en el Macay es de una mujer con terno de mestiza en plano medio corto. La idea es promover las raíces mestizas y la vestimenta de Yucatán. “Creo que es algo que se está perdiendo y lo hago para que los chavos que, obviamente por la globalización, no se sientan avergonzados de sus raíces”.

El mural es el último de una gran cantidad de trabajos que ha realizado no sólo en Mérida sino también en Chetumal, Isla Mujeres, San Cristóbal de las Casas, Puebla y Ciudad de México.

Sin embargo, a pesar que ahora atraviesa un buen momento, sus inicios no fueron nada fáciles ya que muchas personas relacionan el grafiti con vandalismo. Él mismo tuvo problemas con la policía a pesar de que mostraba que tenía permiso de los dueños de las bardas donde plasmaba todo su arte.

En una ocasión, comparte, estaba pintando y los policías lo acorralaron. “Yo tenía permiso, inclusive los familiares estaban afuera platicando conmigo. Los policías se ponen pesados porque querían llevarnos (detenidos), y nosotros les dijimos que teníamos permiso, la dueña del lugar también nos apoyó, pero los policías dijeron que eso no les importaba”.

Cuenta que el comandante no oía razones hasta que alguien le echó agua hirviendo en la espalda. “La abuelita de la casa estaba calentando su agua para bañarse y como los policías no hacían caso, se molestó, entró a buscar su agua y se la aventó al comandante, quien gritaba desesperado tratando de quitarse el chaleco”.

Esa es una de las tantas situaciones que ha vivido y que ha quedado en el pasado porque ahora siente que los policías son más tolerantes. “Algunos ya nos conocen, y además, seamos razonables, nosotros estamos pintando a la vista, con cuarenta frascos de aerosoles extendidos, bocetos, nuestras mochilas y refrescos… y además cómo vamos a hacer algo sin permiso con tanto material que cuesta, porque realmente cuesta”, señala Datoer, quien espera que el grafiti en vez de ser visto como vandalismo se vea como un vicio que se convirtió en un oficio.

La inauguración del mural será a las 7 de la noche. Asimismo, Datoer impartirá un taller sobre grafiti en las instalaciones del museo. El taller, dirigido a jóvenes, se llevará al cabo los lunes, miércoles y jueves del 24 de abril al 24 de mayo con el fin de impulsar esta disciplina como arte moderno comprometido con lo urbano.

Las inscripciones abren hoy y los requisitos son: una copia del acta de nacimiento, una fotografía tamaño infantil y cubrir la cuota de recuperación de $450 (incluye materiales).

Fuentes: Diario de Yucatán, La Jornada Maya, Novedades Milenio, Punto Medio, Reporteros Hoy, Sipse