Delicado y cambiante

Delicado y cambiante

Las cualidades del papel: su ductilidad, sus posibilidades tridimensionales y la libertad de movimiento son las razones por las que Pía Seiersen Lorenzana está enamorada de este material, con el que trabaja desde hace muchos años y con el que crea piezas artísticas con las que interviene el espacio.

Suspendida por finos hilos cuelgan las figuras concebidas con el papel procesado por ella misma en la exposición “Oscilaciones”, que presenta en el Museo Fernando García Ponce-Macay.

“A veces me siento como una bruja con su caldero, mezclando las fibras”, dice sonriente Pía Seiersen, cuyo proceso creativo se inicia con la recolección de los materiales que le servirán para elaborar el papel.

Fibra de abacá, una caña de Filipinas; fibra de la corteza y el corazón de la mata de plátano, y también de las cabezas de la piña son las que suele utilizar para elaborar el papel.

Esta alquimia seduce a la artista y ha hecho que durante años se dedique a la creación con este material.

El papel que Pía manufactura con fibras naturales conserva su color tras el proceso de creación de las obras, tal como le gusta, aunque las tonalidades varían dependiendo de la mezcla, siendo que a veces es más café, verde o amarillenta.

En “Oscilaciones” la seducción de la manufactura del papel se deja sentir en obras tridimensionales que penden de hilos apenas perceptibles, algo que Pía utiliza desde hace pocos años, pues anteriormente sus trabajos eran contenidos por una base y estaban cubiertos.

La exploración de nuevas formas de presentar las piezas la llevó a un montaje más libre que refiere a lo etéreo y que da libertad de movimiento.

La ligereza del papel hace que la simple circulación del aire, un suspiro muevan las piezas evocando a la vida, al pensamiento, a los sueños…

La iluminación es parte importante de la propuesta, pues los reflejos en las paredes dan otra dimensión a las formas y vuelven al espacio un caleidoscopio.

Hoy a las 8 p.m. se inaugurará la muestra de Pía como parte de las exposiciones trimestrales del recinto.— Iris Ceballos Alvarado

Fuentes: Diario de Yucatán