Amador Montes - El otro muro | La HCM

Amador Montes esgrafía el Muro, lo hiere, dibuja sobre la superficie con un arma, lo lastima con sus líneas, rompe las capas de pintura para dejar su propia voz, que no se escucha, se ve. Este Muro es un lienzo, es una ficción y lo llama por su nombre para que el lienzo se identifique con lo que es, escribe EL MURO, lo repite, le dice: eres eso y no otra cosa, eres el tema y la forma, el soporte y la idea. Amador dibuja sobre ese Muro y lo que hace es una confesión, se desahoga sobre él, lo obliga a que cargue con sus sueños, sus dolores, sus ganas de pintar. El Muro soportó a Amador, le permitió usarlo, desgastarlo, desechar fragmentos, con furia y con delicadeza. Sobre un muro se cuelga un cuadro y Amador mete el Muro dentro del cuadro. El Muro es paciente y Amador lo martiriza para después acariciarlo con colores, con caligrafía, recuerdos, dibujos de enseres cotidianos y de pájaros, para decirle que lo ha elegido como depositario de su pintura, de lo único que él tiene para satisfacer su necesidad de manifestarse con colores, pigmentos y dibujos. Amador es su pintura y el Muro es ese libro expuesto de su vida creadora, de su propia historia.

Avelina Lésper.

 

 

Agradecimiento especial a Amador Montes y la productora Capacidades Digitales por compartir el material utilizado en el minuto 01:34-01:44 y 02:31-02:59.

Youtube: Capacidades Digitales
https://www.youtube.com/channel/UCvVy02iUos31huQOwZXVq8w