Poesía, música y pintura se fusionan en performance de Edgar H. Canul González

  • El artista plástico yucateco presentó la pieza “I-Imagen Número 2. Pintura de acción a partir del sonido, movimiento y voz”, en el programa mensual Punto de Encuentro.

Como resultado de su trabajo de investigación y experimentación con el performance a lo largo de más de una década, en la que se ha presentado de forma colectiva e individual en escenarios locales e internacionales, el artista yucateco Edgar H. Canul González retornó al programa mensual Punto de Encuentro de la Fundación Cultural Macay A.C., para exponer su pieza titulada “I-Imagen Número 2. Pintura de acción a partir del sonido, movimiento y voz”.

Haciendo uso de la interdesciplinariedad que lo caracteríza, Canul González inició este “cruce de caminos” tomando como hilo conductor la lectura de su poema “Dos Poemas”, el cual fue traducido e interpretado en polaco por la artista plástica Monika Gabrys. La repetición de los versos, la mezcla de idiomas y el juego fonético de la inversión de sílabas, creó una atmósfera en la que el público se vió inmerso durante poco más de veinte minutos.

A esta fusión se sumó una serie de acordes de mandolina, instrumento ejecutado por el artista y que ha empleado en presentaciones anteriores, como el performance del 2014 denominado “Noicaripsni en mandolina. Movimiento número 1”, predecesor de esta presentación y que también se desarrolló en la sala 14 del Museo Fernando García Ponce.

En la recta final de la acción, Edgar se encargó de crear un cuadro abstracto empleando materiales como carboncillo, pinturas acrílicas de color rojo, azul y negro sobre un lienzo blanco, a la par que la lectura de “Dos Poemas” iba disminuyendo de intensidad. Al llegar el silencio, el estruendo del impacto de un reloj contra el suelo anunció el fin del performance.

De manera previa, el historiador de arte e investigador Mtro. Alberto Arceo Escalente, compartió con el público una serie de comentarios sobre el origen del arte acción y su llegada a Yucatán, siendo 1963 el año en el que el pintor Fernando Marrufo y el actor Fernando Muñoz ejecutaron una intervención de mezcla de pintura y música en televisión abierta local.

Con respecto a la labor de Edgar H. Canul González, Arceo Escalante detalló que su formación en la Escuela Superior de Artes de Yucatán fue parte fundamental para desarrollar un interés por el performance y de ahí que se uniera a una generación de artistas como Luisa Fresa, Omar Rosiles, Carlos Canto, entre otros, que fomentar la apertura de espacios y la creación de colectivos como “La Periferia”. 

Etiquetas: 2019, Punto de Encuentro