Vicente Rojo y Juan José Gurrola, dos creativos siempre en experimentación.

Una de las características más destacables de la Generación de la Ruptura es que fueron artistas siempre en activo y, Vicente Rojo es el mejor ejemplo de ello, consideró el Dr. Alberto Ruy Sánchez al dictar la conferencia “Letras y composición de Vicente Rojo”, en el marco del Coloquio CEVIDI 2019.

El escritor, editor y miembro del Sistema Nacional de Creadores desde 1993, destacó que en la obra de Vicente Rojo (Barcelona 1932) es posible observar una tensión entre el rigor y el lirismo: “¿cómo decir cosas atrevidas en un cuadro con una geometría?” “el rigor y la invención es el gran reto para cada artista y, en Rojo, lo podemos ver en las letras, cada letra es una creación, parecieran algo común, pero cada letra se combina para crear otra cosa”. Y como ejemplo mencionó algunas de sus famosas series basadas en la letra “T” y la “A”, lo que demuestra, consideró, que hay un despliegue enorme de las capacidades de la letra como creación en la concepción de Vicente Rojo.

En una ocasión, rememoró el ponente, cuando le preguntó a Vicente cuándo inició su relación con las letras, éste le respondió que a los 13 o 14 años, cuando era estudiante de arte y le hacían copiar cuadros, lo que a él más le gustaba era copiar el título de dichos cuadros. “Desde su adolescencia inició su relación con las letras. Vicente Rojo es un gran diseñador porque es un gran lector, su relación con las letras va desde la forma hasta el contenido de las mismas”.

Vicente Rojo, explicó Alberto Ruy, es una persona hiperactiva: “siempre ha creado una manera de estar en el mundo, viendo y compartiendo” y es que durante más de 50 años se ha consolidado como diseñador gráfico, pintor y escultor. Rojo llegó a México en 1949 como refugiado de la Guerra Civil española, estudió pintura y tipografía. Y ha sido fundador y colaborador de importantes editoriales, suplementos culturales y otras publicaciones.

Por ello, el también director de la Revista Artes de México destacó la labor de Vicente Rojo en la formación de una “escuela” de diseñadores en el país, quienes a lo largo de 30 años trabajaron con él en la imprenta Madero, donde Rojo sembró en sus colaboradores el hábito de la lectura, fomentó su capacidad creativa y les dio libertad.

Alberto Ruy cerró su participación comentando que Vicente Rojo es el artista de la Generación de la Ruptura que más huellas ha dejado pese a su carácter tímido, pero en realidad es un artista impredecible con una obra expansiva.

Por su parte, Angélica García Gómez dictó la ponencia “Archivo Gurrola, huellas y ausencias”. La investigadora presentó parte de lo que es este ambicioso proyecto de rescate de la obra de quien fuera arquitecto, poeta, músico, actor, cineasta, fotógrafo, dramaturgo y pintor, pero sobre todo revolucionara el teatro en México.

Juan José Gurrola (1935) fue sobre todo un provocador, un espíritu muy vanguardista, que renovó la escena artística mexicana, externó Angélica Gómez: “experimentó en búsqueda de su arte en muchos lugares, por eso su acervo es tan interesante y diverso”.

Ante el deseo de los familiares de Gurrola por brindar al público la posibilidad de consultar libremente su obra, se creó el Archivo que, en una primera etapa, ha digitalizado y catalogado documentos correspondientes a las tres primeras décadas de su trabajo como director de escena. “Se han generado alrededor de 2 mil registros que incluyen más de 4 mil imágenes que están disponibles para la consulta pública”.

Los documentos que resguarda el archivo Gurrola fueron compilados a modo de colección, y conservados respetando el orden en que fueron creados, siendo testimonio y material para investigadores, estudiantes y creadores de las artes escénicas, plásticas y visuales, y público en general.

En la página http://fundaciongurrola.org se pueden consultar desde diseños, proyectos arquitectónicos, puestas en escena, obras escritas, traducciones, dirección de cine, exposiciones individuales y colectivas, expresiones de arte alternativo, música, mesas redondas, presentaciones, conferencias y puestas en escena, entre otros temas. En cuanto a los formatos se cuenta con fotografías, negativos, diapositivas, audios, recortes de prensa, carteles, manuscritos y bocetos.

Gurrola participó en proyectos editoriales, escénicos, plásticos y performáticos. Con Juan García Ponce, escritor yucateco, incursionó en el cine con diversos proyectos, como fue el cortometraje “Los poseídos” obra de Dostoievski y adaptada por Camus; el rescate de estos documentos permite también descubrir el entramado de colaboraciones y proyectos que se desarrollaron y que aportan “datos valiosos para la reflexión y escritura de la historia del arte en México”.



Entre poesía, periodismo cultural y momentos de La Ruptura, se vive el segundo día del Coloquio CEVIDI 2019

 
Mérida, Yuc., 5 de septiembre del 2019.- Desde las nueve de la mañana, el Museo Fernando García Ponce ha recibido a casi 300 personas que han participado en las actividades del segundo día del Coloquio CEVIDI 2019 "Comunicar arte y literatura en tiempos de Ruptura".

La primera actividad del día fue presentada por alumnos de diversas licenciaturas de la Facultad de Ciencias Antropológicas de la Universidad Autónoma de Yucatán, quienes desarrollaron "Ante el circo. Poesía en voz alta", readaptación de la pieza en la que trabajaron hace una década el escritor, José Emilio Pacheco y el Artista de Ruptura, Vicente Rojo. Los poemas giran en torno a las situaciones que surgen luego de que en el circo se acaba el espectáculo y las luces se apagan, una metáfora de la vida misma.

Instantes después se desarrolló el encuentro vis a vis "Entre la historia del arte y el periodismo cultural", donde la periodista cultural Merry MacMasters (La Jornada) entabló un diálogo con su colega de profesión Katia Rejón (La Jornada Maya), sobre la apertura de espacios para la crítica cultural y la visibilización del arte y la literatura moderna en los medios de comunicación masiva a mediados del siglo XX y el papel del periodismo cultural en la actualidad.

Un dato a resaltar es que los suplementos culturales comienzan a desvanecerse, al menos en la metrópoli, ya que actualmente solo se publican cuatro: La Jornada Semanal de La Jornada, El Cultural de La Razón, Confabulario de El Universal y Laberinto de Milenio.

Retomando las mesas panel, derivadas de las propuestas de investigación recibidas de diferentes partes del país a través de convocatoria, se presentó la titulada "El perfil del artista de Ruptura", en donde Joselyn Silva, Gibrán Román Canto, Isaac Torres Tlaxcalteca y Marina Aban Pech abordaron las trayectorias de Vicente Rojo, Max Aub, Vlady y Alejandro Jodorowsky, además del papel de los artistas a mediados del siglo XX, quienes desde ámbitos como la plástica, radio y teatro contribuyeron a la visibilización de los nuevos lenguajes del arte mexicano. 
 
Finalmente se presentó la mesa panel “La Ruptura en las artes escénicas”, con los participantes Dulce María Núñez Oseguera, Marcela Torres Martínez, Miguel Ángel Ucan Canul y Erica Noemí Moreno Arjona, quienes exploraron la incursión de jóvenes artistas en el teatro, cine y música a mediados del siglo XX, creando proyectos como los filmes “La fórmula secreta” y “Tajimara” o el grupo “Los Tepetatles”.

Etiquetas: 2019, Actividades, Coloquio CEVIDI