La crisis migratoria en el documental Marea Humana

La crisis migratoria en el documental Marea Humana

Ai Weiwei documenta la llegada de familias enteras y las dificultades con las que se enfrentan al llegar a un sitio culturalmente distinto

“Será un todo un desafío reconocer que el mundo se está encogiendo y gente de diferentes religiones y culturas tendrán que aprender a convivir entre ellos”, dice una persona en el documental Marea Humana (2017) del cineasta chino Ai Weiwei proyectado este viernes 31 de agosto en el Museo Fernando García Ponce- MACAY como parte de las actividades de Punto de Encuentro.

Human Flow, título original, se estrenó en el 2017. El guión es de Boris Cheshirkov, Tim Finch y Chin-Chin Yap. La fotografía, uno de los pilares del documental, es realizada por Zanbo Zhang y Xie Zhenwei. Es una coproducción entre Estados Unidos y Alemania que ha ganado premios como el León de Oro al director, León de Plata en la categoría Gran Premio del Jurado, Premio Satellite al Mejor Documental, entre otros.

La película relata la crisis de los refugiados en países europeos. Más de 65 millones de personas en todo el mundo han sido desplazadas por circunstancias económicas, políticas, ambientales o sociales. De la guerra a la hambruna, el documentalista Ai Weiwei documenta la llegada de familias enteras y las dificultades con las que se enfrentan al llegar a un sitio culturalmente distinto.

Aunque se habla de distintos países tanto de partida como destino, Marea humana comienza con los refugiados de Afganistán, Irak y Siria que llegan a Grecia. En el 2015, la prensa internacional habló de una “crisis de refugiados” que llegaban a las islas griegas Kos, Chios y Lesbos. Según la agencia de la ONU, en julio de ese año llegaron alrededor de 50 mil personas.

El documental alcanza a relatar el cierre de las fronteras europeas que dejó varados a casi 75 mil refugiados en Grecia.

Asistieron aproximadamente 60 personas a la actividad de Punto de Encuentro, un foro de expresión multidisciplinario enfocado en realizar eventos con artistas y proyectos actuales que impulsen la participación social.

Fuentes: La Jornada Maya