Vibraciones minerales

Sin duda, el tiempo es un cauce que todo lo llena. Arno Avilés nos ofrece una muestra que representa su búsqueda e interacción con las artes plásticas en un periodo de aproximadamente diez años de trabajo y que resulta un registro de la exploración de su lenguaje escultórico, el cual refiere lo abstracto, lo orgánico, lo figurativo. El trabajo que realiza podría entenderse como un arte clásico, en cuanto a que toma como punto de partida la reflexión y el uso de formas simples, planteamientos básicos del arte de cualquier época: el círculo, la línea recta, la espiral, la columna… Además, la disciplina a la que recurre para su discurso es la talla en piedra, que supone un reto en sí por su rigor y exigencias, un arte milenario y universal que ha registrado el paso de la humanidad sobre la tierra.

Fuentes: Garuyo