A bailar... pero casi sin reglas

A bailar... pero casi sin reglas

Llega el Festival Yucatán Escénica al museo Macay

Una experiencia distinta vivirán artistas y espectadores en el Macay, pues músicos y bailarines se presentarán en un formato de improvisación, en el que la música y la danza se encuentran y se dejan llevar por la inspiración propia del arte para manifestarse ante los demás.

Se trata del espectáculo “Solistas improvisados”, que es parte de la cuarta edición del Festival Yucatán Escénica que organiza el Conservatorio de Danza de Yucatán, que dirige Lourdes Luna.

El Macay les abre las puertas por segundo año, en el marco del programa “Punto de Encuentro”.

Es así que el espectáculo se presentará al interior de una de las salas del recinto, para fusionar arte con arte, mañana, a las seis de la tarde.

Lourdes Luna comenta que el formato es similar al del año pasado, en el que se lanzó una convocatoria y los interesados en participar se inscribieron.

En el Conservatorio, por ejemplo, se instaló un pizarrón y ahí se fueron inscribiendo, pues la idea es un poco retar a los artistas para ser parte de este evento, en el que dan rienda suelta a sus instintos creativos por medio de la improvisación.

Hasta el momento se han inscrito unos 14 artistas, entre músicos y bailarines, pero aún están abiertas las inscripciones en www.festival yucatan escenica.com. y en la página del Macay, www.macay.org.

El concepto es que los músicos tocan de manera improvisada y los bailarines suben al escenario a bailar en el momento que quieran, cuando sientan que la música los inspira al movimiento.

Libertad

“Casi no hay reglas”, dice Lourdes Luna, quien añade que una de las pocas es que la permanencia en el escenario es de cinco minutos, aunque puede variar de acuerdo con el número de participantes.

Otra regla es subir al escenario sólo si está vacío, no se pueden incorporar si hay otro compañero trabajando, aunque hay quienes participan como grupo y entonces se ve a varios bailarines en acción.

Al final, se hace un “collage”, en el que todos suben juntos al escenario.

Cuenta que el año pasado una niña de siete años, que no se había inscrito, vio vacío el escenario y subió a bailar, lo cual sorprendió al público, no sólo por la acción, sino por la pasión con la que lo hizo, sin importarle si la miraban o no, o mejor aún, lo que opinaran las personas presentes en el teatro.

Percusiones, guitarra y acordeón son algunos instrumentos que acompañan a los bailarines con sus ritmos y notas musicales.- Iris Ceballos Alvarado

Danza | Macay

“Punto de Encuentro Macay” recibe al Festival Yucatán Escénica mañana viernes.

Evento

Será en la Sala 14 del Museo, que alberga las obras de Fernando García Ponce.

Se instalará un escenario, equipo de iluminación y audio para el espectáculo “Solistas improvisados”.

Entrada

Por única ocasión el programa será a las 18 horas y la entrada sera por el acceso de la calle 60.

Fuentes: Diario de Yucatán