Percepción y arte visual

Percepción y arte visual

Desde muy pequeños algunos nos divertimos descubriendo formas ocultas en las nubes, copiando texturas y formas con tan solo colocar una hoja de papel sobre una moneda o alguna superficie que queríamos reproducir. ¿Quién no ha jugado con su reflejo o pasado el tiempo formando figuras en la pared con la sombra de sus manos?

Kumi Yamashita, es una artista japonesa cuyo trabajo retoma este tipo de acciones de una manera sorprendente y delicada. Algunas de sus piezas logran engañar a simple vista, por lo que resulta importante estar atento a los detalles.

En Light & Shadow, realiza una serie de esculturas producto de una investigación profunda que incluye conocer las características y cualidades de los materiales que emplea, además de estudiar y calcular la posición exacta en que deberá colocar los objetos para recibir la luz que le ayudará a proyectar la sombra de un rostro de perfil o la silueta completa de un hombre o una mujer. Lo más interesante es que se trata de uno o varios objetos interactuando con una sola fuente de luz. En la pieza “Chair” de esta serie, a primera vista tenemos una silla blanca de perfil, pero al ver en la pared la sombra de un personaje masculino sentado sobre ella, con las piernas cruzadas, uno solo se puede preguntar ¿dónde está el truco? En esta serie también llama la atención las múltiples lecturas que pueden darse a cada pieza, por ejemplo en “A to Z” encontramos una serie de letras talladas en madera, estratégicamente colocadas sobre una superficie que al entrar en contacto con la luz, proyectan la sombra de un rostro de perfil y por si fuera poco las letras parecen salir volando de su cabeza produciendo una imagen bastante romántica.

Rubbing son una serie de retratos que la artista realiza a partir del mismo principio de colocar papel sobre la cara de una moneda y frotarlo con un crayón para obtener su textura; en este caso utiliza los números de las tarjetas de crédito (vencidas) de los personajes que retrata. En esta serie también hay un retrato de Beckett y para este caso en lugar de números de tarjetas empleó placas hechas a partir de pasajes seleccionados de los cuadernos de notas escritas a mano por el autor. Nuevamente es sorprendente el juego de volúmenes y sombras que logra la artista sabiendo cómo y dónde colocar cada elemento para producir una sola imagen a partir de ellos.

Otro de los trabajos que llaman la atención dentro de su portafolio es la serie Constellation que como podrán imaginar se trata de una muestra de paciencia y delicadeza extrema. Para su construcción emplea tres sencillos materiales que al combinarse dan como resultado un retrato. Un panel de madera pintado de blanco, miles de pequeños clavos galvanizados e hilo de coser. Se trata de un solo hilo que forma pequeñas constelaciones que al ver desde cierta distancia nos permiten apreciar detallados rostros humanos. Es realmente maravilloso, ya sea de lejos o de cerca el trabajo realizado por Kumi Yamashita, desafía y estimula la imaginación.

Si con lo que hasta ahora han leído ha despertado su curiosidad, no dejen de visitar la página web de la artista en kumiyamashita.com. Si navegan un poco más por Internet, en youtube también encontrarán videos y entrevistas que revelan algunos “secretos” sobre cómo construye su arte.- Aída Barrera Pino

Fuentes: Diario de Yucatán