Abre nuevo ciclo de exposiciones 2016 el Museo Fernando García Ponce-Macay

Abre nuevo ciclo de exposiciones 2016 el Museo Fernando García Ponce-Macay

El Museo Fernando García Ponce-Macay abre el ciclo de exposiciones temporales 2016, con seis exposiciones en las que participan: Renata Gerlero, Selma Guisande, Jesús Guerrero, Héctor de Anda; así como los artistas yucatecos: Jaime Barrera y Otto Bauerle.

Tiempos líquidos título de la más reciente exposición de Renata Gerlero (Los Ángeles California, E.E.U.U., 1964) permite al espectador apreciar el nivel de dominio técnico y expresivo que la artista ha logrado a lo largo de más de tres décadas de experiencia; la muestra la integran 15 obras de grabado y aguatinta.

Utilizando el grabado como medio de expresión, Renata Gerlero es capaz de captar los detalles inscritos que la naturaleza, específicamente el fluir del agua, deja como testigo y actor en diversas superficies.

Por otro lado, explica el crítico de arte, José Springer, “la impresión que transmiten el papel y las tintas, conjugados en el oficio de la artista, nos hacen más sensibles a las cualidades del agua para representar los estados de ánimo, el carácter y los temperamentos del ser humano. En más de un sentido, las obras presentes en esta exposición no conciernen directamente al agua en sí, sino al efecto estético de esta sobre nuestra percepción”.

Dibujo habitado de Selma Guisande nos sumerge en una atmósfera intimista, con ocho obras, donde la artista se abre a una variedad de materiales que le van otorgando soluciones a sus búsquedas expresivas: cerámica, madera, clavos, hilo, cabello, grafito y objetos encontrados, entre otros.

En esta muestra Selma (Ciudad de México, 1972) incursiona en el video y la animación, esculpe y dibuja. Además, en las obras se registran constantes temáticas que han permeado su obra a lo largo de su producción artística: la fragmentación y la mirada, los vínculos humanos, la lucha social, la identidad y la mujer como pilar de la sociedad.

El pintor yucateco Jaime Barrera (1949) recientemente celebró 20 años de creación abstracta, siendo ya todo un referente artístico para Yucatán. Como explica Carlos Peniche Ponce: “La selección de sus más bellos trabajos, la más representativa antología de toda su obra” se reúne en Atmósferas y vapores.

Las 18 obras que integran esta muestra están fechadas en su mayoría en 2015, año del gran festejo que el maestro yucateco realizó; sin embargo también es posible apreciar obra de 2011 y 2013, que sirve de referencia para conocer el camino creativo que actualmente el artista desarrolla.

Donde el tiempo no pasa, del fotógrafo yucateco Otto Bauerle (Mérida, Yucatán, 1962) es una selección que rememora lugares donde el tiempo parece haber detenido su paso (en cierta forma, la ubicación del lugar es lo de menos), los versos que acompañan cada imagen, autoría de José Antonio Ceballos, contribuyen a exaltar esa compleja sensación de una presencia que se extiende en los confines del tiempo y el espacio.

Las 30 fotografías impresas en papel barytado, es un trabajo de cinco años de viajes y recolección de instantes; donde destaca casi siempre la presencia de la gente en su cotidiano, también se registran paisajes y arquitectura, pero todo remonta a momentos que parecen haberse estacionado en el tiempo. La idea del autor es involucrar al público con esas atmósferas y ser parte de ellas.

Cerámica y metal exposición de Jesús Guerrero (Jalisco, 1939) es un testimonio de como un artista- artesano ha logrado construir vasos comunicantes entre el mundo cotidiano del utensilio y el mundo de lo sagrado, utilizando técnicas como los azules de Talavera.

Jesús Guerrero Santos presenta 23 piezas, un arte que es artesanía y una artesanía que es arte: cerámica neo barroca con imágenes de vírgenes, santos y ángeles, candelabros, cajas y altares, producto de dos decenios de investigación sobre la cerámica vidriada desde el siglo XVI hasta nuestros días.

Futuro próximo/Pasado remoto es una exposición multidisciplinaria de Héctor de Anda (Jalisco, 1950), la cual continúa la línea que ha explorado este artista en las últimas dos décadas: el deterioro natural de la materia y la devastación del planeta por el propio ser humano.

Retomando al árbol baobab como figura central, el artista crea una instalación (expoforo) compuesta por ocho árboles ensamblados con tallos, ramas de acero y frondas de bolsas de plástico rellenas de papel periódico, que bien pueden premonizar la sustitución de la vegetación natural por las acumulaciones de residuos industriales. La instalación se complementa con 10 pinturas en acrílico sobre tela y un video.

La inauguración se realizará el viernes 29 de enero, a las 20:00 horas. Las exposiciones permanecerán hasta el 31 de marzo. La entrada es libre.

Fuentes: Encuentro Digital, Escenario magazine, Infolliteras, Tribuna Campeche, Visión peninsular