Diversidad artística y cultural, denominadores del nuevo ciclo de exposiciones enero-marzo 2019 del Museo Fernando García Ponce

Abriendo el ciclo de exposiciones 2019 enero-marzo, el Museo Fernando García Ponce tendrá una importante presencia de mujeres artistas y creadores yucatecos.

Ghis Thomas (Oran, Argelia, 1947) presenta en el expoforo una selección de 25 pinturas de gran formato intitulada: “Thomas”. La artista destaca por su fuerza expresiva, su obra revela una suma de percepciones-sensaciones que se materializan sobre el lienzo y que están ligadas con su tierra natal en África.

“La elección de los materiales utilizados no se hace al azar, tiene que ver con mis orígenes, los sitios donde he habitado y mi sensibilidad. La forma de utilizar el alquitrán me da posibilidades infinitas en los tonos negros profundos, los mates, los brillantes y me ofrece toda una gama de ocres”, señala la egresada de la Escuela de Bellas Artes de París.

Con cuatro décadas de carrera artística, Ghis Thomas confronta diferentes soportes y materiales en sus obras: yute, madera, papel, lino, pigmentos, fibras vegetales, acrílicos, pastas de papel, alquitrán y resinas.

Por su parte, Patricia Baez (Chihuahua, Chih.) durante toda su carrera artística ha desarrollado el dominio del cristal, sus esculto-pinturas han sido exhibidas en México y Estados Unidos, llevando los colores y las raíces de nuestro país.

“Fragmentos”, exposición que permanecerá (enero-junio) en el Pasaje Revolución, reúne 25 piezas en cristal arquitectónico templado. El reto técnico de las obras no solo reside en la delicadeza y fragilidad del material de soporte, si no en el manejo preciso de las diferentes técnicas que se conjugan en cada una: pintura, esmalte, grabado, manejo de ácidos oxidantes; así como saber destacar las cualidades del material e integrarlas al concepto de cada pieza: refracción, transparencia, reflejo.

“Cada pieza es grabada por medio de sanblast y, para algunos detalles, fresas de diamante; después es pintada con esmaltes hechos a base de óxidos metálicos que, a la hora de pasar por los hornos de templado el cristal se reblandece y forma una perfecta aleación con el metal del esmalte”, explica la también creadora del mural "Las Ninfas", del Teatro de la Ciudad en Chihuahua.

Trabajar con el cristal requiere de compleja tecnología, en su caso, la artista cuenta con el apoyo de la empresa Vitro: “Sin los hornos de templado de Vitro y sin su valioso equipo de ingenieros, mi trabajo no sería posible”.

TALENTO YUCATECO


La “Galería CINCO + UNO” abrió sus puertas por iniciativa de seis creadores: Alberto Urzaiz, Sandra Nikolai, Celina Fernández, Gabriel Peón, Otto Bauerle y Jorge Patrón, como una aventura de coincidencia artística y de suma de esfuerzos en el entorno local. La exposición constituye la primera ocasión que una galería local es invitada por el Museo (salas 9, 10 y 11) y está integrada por 77 obras, que incluye dípticos, trípticos y series.

Como señala Tete Mézquita en el texto que acompaña la exposición: “A través de sus acrílicos y fiel a la abstracción, Alberto Urzaiz persiste en su mirada crítica ante la indiferencia común frente al destino irreversible de la naturaleza”. Gabriel Peón “deja libre al trazo en gouache sobre papel y reencuentra al ojo con el poder del dibujo que reinterpreta la naturaleza: animales y humanos, rostros expresivos, insectos o moluscos”.

En la obra de Celina Fernández, “gráfica y acrílicos con zonas mate de colores pardos y plomizos, contundentes, visibilizan en sus lienzos un discurso de identidad hacia sí misma y las otras mujeres”. Por su parte, Sandra Nikolai “subraya los grandes contrastes sociales: su mirada observa que detrás del colorido, del folclor… hay una realidad más sombría que visibiliza a través de recursos estéticos y compositivos expresionistas”.

El fotógrafo Otto Bauerle “descubre mundos sólo visibles para una búsqueda como la suya. Y Jorge Patrón continúa con la técnica de strappo: pintura aplicada a la pared, arrancada y trasladada nuevamente a los lienzos, en una obra que remite a la cultura urbana contemporánea”.

Finalmente, “Los Mayas Eternos” (sala 8 bis) es una colección de 21 imágenes en blanco y negro de Pedro Tec (Ixil, Yucatán) quien a través de la fotografía, edición digital y arte comunitario explora los temas de la mística, la identidad, lo ancestral, el género y aspectos sociopolíticos de la cultura maya: “Esta serie, es especial porque juego con la fotografía y el dibujo digital, envolviendo a mis personajes en una atmósfera mística, que lleva al análisis interno del espectador, a una reflexión sobre la vida y la posición en ella”.

“Estas personas en su mayoría viven en la calle, y casi todas las fotografías fueron hechas con un teléfono celular, por el motivo de ser lo primero que tuve en manos. Primero tuve que ganarme la confianza de estas personas, adentrarme a su mundo, entablar una plática, una cercanía. Todo el trabajo se ha hecho con mucho respeto y con el fin de convertir a nuestros ancestros olvidados en un discurso visual que nos permita sentir el orgullo por nuestras raíces ancestrales”.

El Museo Fernando García Ponce espera a todo el público que desee ser parte de la inauguración del nuevo ciclo de exposiciones temporales, el viernes 25 de enero a las 20 horas. Paralelamente, reitera su invitación para ser visitado en su horario habitual de miércoles a lunes de 10 a 18 horas. Entrada libre.

Etiquetas: 2019, Exposiciones